El HackLabAsu crea su primer impresora 3D

Desde hace algunas semanas se viene desarrollando un taller para la creación de una impresora 3D en el HackLabAsu. ¿Qué es y para qué sirve una 3D? Es un aparato motorizado y controlado por software que permite convertir elementos diseñados en computadora, en objetos reales. Existen muchos materiales en los que se puede imprimir: plástico, metal, arena y otros. En lo que respecta a la máquina en sí misma, existen las comerciales de alto coste, así como otras de diferentes tipos, gamas y precios. Nosotros nos interesamos por una serie de máquinas basadas en los conceptos de hardware y software libres. Acorde con el desafío ético y estético de nuestro proyecto HackLabAsu, vamos a desarrollar una versión llamada prusa i3.

Las impresoras más populares en la actualidad, justamente son las que crean objetos de plástico, ya que son los modelos más fáciles de realizar y las que encuentran los usos más cotidianos, pero vale la pena notar que con este tipo de tecnología, se están construyendo casas, también se crea comida e incluso se imprime tejido humano. Como queda demostrado, las posibilidades y variedades son muchas.

En lo referente a nuestro proyecto, está basado en ideas que tienen que ver con reducir o combatir la obsolescencia y en particular la obsolescencia programada. Se busca fomentar las prácticas de reutilización y recuperación de objetos o máquinas que estaban en desuso, así como la creación de objetos novedosos que puedan mejorar algunos aspectos de nuestra vida cotidiana; por ejemplo, este destapador de botellas para aquellas personas que les cuesta usar las tapas-rosca. Otro punto central de nuestro proyecto es fomentar el uso de filamento (materia prima para la 3D) creado a partir del reciclaje de plástico de forma local y económica (ver el proyecto Precious Plastic).

Estos son los aspectos que nos motivan y nos impulsan en la creación de la impresora 3D en el HackLabAsu. Además, con este proyecto, buscamos poner en funcionamiento todo el conocimiento acumulado sobre hardware libre, software libre y los procesos de documentación y trabajo colaborativo que hemos venido manejando en todo este tiempo.

En estos momentos estamos en la mitad del proceso como puede observarse en las siguientes fotos:

Otros usos de la impresoras 3D, incluyen un mango para vasos (y otros miles de objetos disponibles para descargar e imprimir), incorporación de objetos en indumentaria, prótesis (interesante proyecto nacional, Po Paraguay) e incluso se pueden imprimir las piezas para construir otras impresoras 3D.

Esperamos que este proyecto sea de gran interés y mucha gente se sume a la iniciativa.